Anne Kuhn
París, 1963

Autodidacta, Anne Kuhn fotografía a las mujeres como un discurso estético sobre la rebelión y la conquista de toda emancipación.

A través de heroínas en la historia de la literatura, sus recuerdos o simples retratos, escenifica lo que ella aspira y tiende un espejo introspectivo para el espectador.

Después de haber trabajado con Merce Cunningham y una carrera como bailarina profesional, la foto se impuso a principios de 2000. En primer lugar, una fotógrafa de retratos en contrato con Gamma, también trabajó como fotógrafa de cine donde su universo tomó forma y para el cual se inspiró en la construcción barroca y la iluminación contrastante del siglo XVII.

Un encuentro será decisivo en lo que se convertirá en su forma de expresión: « Prenez soin de vous » de Sophie Calle revela la posibilidad de contar una historia personal a un público anónimo. A partir de entonces, los sujetos se le aparecen claramente inspirados por lo que ella vive o por lo que ella experimenta, impulsados por una búsqueda permanente de precisión y equilibrio.

Sus primeras exposiciones comienzan en 2011.

“Cada imagen está acompañada por una historia. Por lo tanto, entre los recuerdos y la ficción, el espectador puede tener una doble lectura y, por qué no, encontrar una parte de sí mismo.”